Loading...

jueves, 22 de agosto de 2013

Ya pasaron 2 años

Hace dos años, o más, que escribí sobre el miedo a cambiarme de ciudad, y vaya que he estado ocupado, ya tengo un perro, la perro de mi madre falleció, abrimos el segundo café (porque ya habíamos abierto el primero) y cada día, de verdad, cada día es un nuevo TROPIEZO, un nuevo OBSTÁCULO, una nueva enseñanza que, de verdad, me está cagando la madre, no es posible aprender tanto, ni paciencia para soportar las pinches pruebas que a la vida, al universo, a Dios, o a quien sabe que putas madres se le deben agradecer... pero aquí estoy, tratando de hacer una costumbre esto de escribir en el blog.

Por cierto, los dos cafés están en CAOS, que así como me está tocando la vida en este poblado espectacularmente húmedo me doy cuenta que el CAOS no es desorden a lo bruto, sino la posibilidad de crear y construir.

Me voy a dormir

domingo, 10 de julio de 2011

La nostalgia

Estoy a unos días de dejar esta ciudad, a veces tan odiada y tan detestada que ya no recuerdo cuando comencé a creer que ya no la quería. Aquí crecí y aquí aprendí el valor de trabajar, aquí me enamoré muchas veces, lloré y corrí tan libre como quise. Aquí me mudé una vez y otra vez, siempre con mi madre, siempre los dos, hasta que nos separamos y me mude dos veces. Pero siempre, aunque con problemas, siempre cercanos.

Escucho y vuelvo a escuchar AL LADO DEL CAMINO, y me veo en muchas partes de la canción, como el chico que jugaba a la pelota, como el hombre todo complejo, como el abyecto y el desalmado y el que poco a poco trata de volverse hacia el perdón que es lo divino.

Hoy está lloviendo y será de las últimas veces que me moje en esta ciudad, por una parte lo acepto y digo NO ME QUIERO IR, tengo miedo, tengo miedo de que mi madre se quede sola, de que ya está sola, siento como si la abandonara porque quizá sí lo hago, y es injusto, por otra parte miro lo que he logrado y lo que he aprendido y creo que podré iniciar algo bueno y venir por ella y estar juntos como si fuéramos una familia feliz.

Trato de poner otra canción MARIPOSA TECNIKOLOR, pero regreso AL LADO DEL CAMINO, creo que estoy ahí y no me puedo mover hasta que inicie la mudanza. Extraño a mi mujer.

Me llama un amigo, le contaré qué es la nostalgia.